lunes, 30 de septiembre de 2013

Volverás

Foto: Maggiotto John
Sé que volverás. Aparecerás al límite de un desespero, superados todos los abriles, y en tu máximo apogeo. Mañana no te prometo nada, seguramente lloraré, como en casi todos los finales, porque estar sobria es muy aburrido. Extenderé mis insomnios en otros espacios, que a lo mejor no sabrán decirme, de la mejor peor manera, que mis cavilaciones son puras vacilaciones, que me compre un perro (de una buena vez) y deje de estar paseando demonios, que todo laberinto es la broma de algún dios y que aprenda a nadar para siempre. Pero todavía debo llorar mis antiguas muertes, así que esta madeja deshilvanada, vuelta hilachas, anegada de inquietudes, buscará otros aposentos. ¡Adiós, embriagante y sutil Septiembre, que albergaste mis desvelos!