miércoles, 28 de agosto de 2013

La hora de la melancolía

Pablo Picasso - Mujer sentada en un jardín
¿Qué hora es allá, donde no te veo? ¿Allá será el destino exacto que mis pasos no consiguen? Estorba la distancia por todas partes. Por acá es la hora de la melancolía, donde brotan los recuerdos debajo de cualquier piedra y sucumbir es la única opción, que poco a poco se convierte en naufragio. Donde quiera que miro están pasando la misma película, aunque el cielo es la mejor pantalla. Si no se convierte en tristeza, la melancolía puede ser un vals, un anhelo resignado de volver allá, donde supongo, está la felicidad y tiene tu nombre. Volteo a todos lados, buscándote siempre, y con sorpresa te encuentro más cerca, en el tenue olor de la hierba recién regada.

martes, 13 de agosto de 2013

Borrador

Vincent van Gogh
Me asomo a unas letras que no me pertenecen con un cansancio añejo. Miro, a lo lejos, extensos campos, y siento la sequía pisándome los talones. Lloro (sin saber de riego), con la certidumbre del mundo que me arrasa en esta hora, y entonces no me puedo resignar.

lunes, 5 de agosto de 2013

Constancia de mí

Kenneth Garrett- Pared del Templo de Karnak
No sé quién está allá; ahí enfrente de mí, detrás de este papel que de pronto se convirtió en pantalla. Quizá este espacio en blanco sea un pedazo de silencio que podemos usurpar con derecho propio. Quizá haya estado equivocada; estoy segura; y lo que me digo a mí misma en esta intimidad nunca haya sido un secreto. Quizá siempre he querido ser ese otro que escucha a los demás, así nadie diga nada. Lo más probable es que quiera, antes de disolverme en las profundas aguas de la paz prometida, donde no nos quedará más remedio que oírnos (o juzgarnos) sinceramente, que alguien o algo (una vieja pared amarillenta, la vacilante puerta muda de un baño público, el tronco dolido de un árbol inmortal, un destartalado pupitre testigo de una antigua sabiduría) deje constancia de mí.